La compañía teatral Pánico Escénico producciones ha construido un ambicioso montaje épico teatral sobre la figura de El Greco y su intento de hacerse un hueco en la corte de Felipe II.

La obra cuenta con un elenco de lujo y nos mete en la piel del conocido cuadro del Greco (El Martirio de San Mauricio y la Legión de tebanos) sobre un hecho sucedido en la época del Imperio Romano que debía abrirle las puertas al pintor griego dentro de la corte del Imperio Español.

El Greco y la legión tebana

La obra cuenta con un elenco de lujo: Ernesto Arias, José Luis Alcobendas, Javier Albalá, Daniel Muriel, Borja Luna, Bruno Lastra, Javier Godino, Rebeca Ledesma, Emilio Gavira, Rodrigo Poisón y Alberto Herreros. Todos llevan tras de sí una sólida carrera escénica y juntos han conformado un espectáculo único que nos acerca aún más a la figura de una personalidad universal El Greco, que es “el artista del sentimiento y del deseo” como lo define Alberto Herreros, el autor de este texto.

El 2014 fue el año en que conmemoramos los 500 años de la muerte de uno de los más grandes pintores de la historia, pero en este 2015 todavía se sigue recordando su figura inmortal. El Martirio de San Mauricio y la legión tebana es el cuadro que pintó El Greco, por encargo de Felipe II, en un momento crucial de su vida. En el cuadro aparece un curioso episodio datado en los tiempos de la decadencia del Imperio Romano. La opinión del rey sobre la obra, determinará si El Greco cumplirá su mayor anhelo: Llegar a ser el pintor de la Corte del momento.

Sinopsis

El Martirio de San Mauricio y la legión tebana es el cuadro que pintó El Greco, por encargo de Felipe II, en un momento crucial de su vida. En el cuadro aparece un curioso episodio datado en los tiempos de la decadencia del Imperio Romano. La opinión del rey sobre la obra, determinará si El Greco cumplirá su mayor anhelo: Llegar a ser el pintor de la Corte del momento.

El Greco se dirige a El Escorial junto a Paravicino, un monje que apoyaba el talento del autor, para someterse al examen del rey. Está en juego su entrada en la Corte como pintor de cámara del rey. El cuadro trata de la historia de la legión tebana y su general Mauricio, un romano del S.III.d.C.

Mauricio y sus centuriones provenientes de Tebas (Egipto), talan árboles para construir la muralla de su campamento a su llegada a Suiza, donde han sido convocados para sofocar una revuelta, cuando reciben la inesperada visita del emperador.

La obra cruza las historias de Mauricio en el siglo III, y las peripecias de El Greco, del siglo XVI y XVII en su visita al centro del poder del Imperio Español: El Escorial. Mauricio y sus hombres morirán, bajo el peso de las hacha de las que construían las murallas que les protegían de sus enemigos, defendiendo sus convicciones y su dignidad.

El Greco, por su parte, espera ansioso el dictamen del rey a su obra propuesta.

 

Artículo visto en: www.larepublicacultural.es

 

volverVolver